El bricolaje de vallas y cercados es un reto para hacer una tarea por nuestros propios medios. Una valla o cercado la podemos montar nosotros mismos, siempre y cuando tengamos presentes algunas cuestiones para que el elemento tenga la utilidad y duración que se supone, y siempre con el valor que se uede lograr mediante el bricolaje.

1. Antes de ir a comprar la valla, debemos informamos previamente. Puede que aquello que nosotros tengamos en mente no se ajuste realmente a lo que ofrece el mercado.

2. Ver diferentes modelos de vallas o cercados existentes en el mercado, tener la posibilidad de una segunda opción de bricolaje de valla en caso de que falle la primera.

3. Asegurarse que la valla o cercado de bricolaje elegida la podemos transportar nosotros, puede ser que tenga un formato o medidas que no quepan en el coche o no podamos transportarla por nuestros medios.

4. Sabiendo el tipo de valla o cercado que nos interesa, asegurarse dónde lo vamos a comprar. No siempre una gran superficie es la mejor opción para nuestro bricolaje. Muchas veces, menos es más.

5. Visualizar antes una muestra instalada de la valla, con todos los elementos y accesorios que son necesarios para el montaje de la valla o cercado elegidos para el bricolaje.

6. Asegurarse que la valla o cercado es realmente estándar, se supone que cuando un elemento se rompa o tengamos que reponerlo, podremos cambiarlo y substituirlo con facilidad en otro bricolaje.

7. Informarse bien de todas las herramientas que vamos a necesitar para el montaje de la valla o cercado pues en muchas ocasiones, son necesarias herramientas especiales que debemos comprar.

8. Los postes de valla o cercado para un bricolaje con más de 1m de altura NO se deberían montar con placa de anclaje, siempre se deberían colocar o instalar con hormigón. En este caso quizás necesitaremos la maquinaria adecuada.

9. Consultar antes de tomar una decisión con un especialista en vallas y cercados, podría ser que el coste de instalación fuese más económico que en bricolaje y siempre nos darán alguna buena idea.

10. Asegurarse bien que necesitamos una valla estándar. En muchas ocasiones una valla o cercado de medidas estándar no cumple con nuestras expectativas, bien sea por las medidas de los paneles o porque las alturas de estos paneles no se ajustan a nuestras necesidades reales.

Todo lo expuesto anteriormente sobre consejos para bricolaje de vallas y cercados, se puede aplicar a muchos otros bricolajes, la mayoría de consejos son de sentido común. Es normal, muchas veces no reparamos en ellos y nos encontramos con el problema cuando ya hemos hecho nuestras compras.

Haremos una recomendación más: para un bricolaje con vallas, es aconsejable comprar elementos rígidos, que no haya que tensar. Los problemas y dificultades se multiplican si hay que tensar alambres, mallas o cualquier otro elemento pues normalmente se requiere de mano de obra especializada.

Hay paneles de vallas y cercados que pueden resolver muchas necesidades y solo necesitan para su montaje de unos tornillos. La variedad de modelos de valla y sus características es tan extensa, que podemos encontrar soluciones para todo, solo hay que estudiarlas un poco, para encontrar la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Desde el hierro, pasando por el PVC, polipropileno, madera, compacto fenólico (el mejor sin mantenimiento), pueden cubrir nuestras necesidades de vallado.

Fuente: vinuesavallasycercados.com